Lifestyle

Nada como la alimentación infantil en nuestra rutina diaria

Los expertos aseguran que las rutinas de alimentación de los adultos no deben ser tan distintas de las de los más pequeños. Sigue nuestros consejos y mantén una buena salud.

Nuestra alimentación es esencial para poder mantener una buena salud mental y corporal. Sin embargo, una alimentación equilibrada debe centrarse no solo en el tipo de alimentos que comemos, sino también en la manera de ingerirlos. La alimentación se ha convertido en una prioridad para nuestro bienestar y es un pilar básico en el crecimiento y desarrollo de los más pequeños. Por esta razón, los expertos recomiendan aplicar los cuidados y la forma de disfrutar la comida de un niño, en las pautas alimenticios de un adulto.

En la alimentación de los niños, los lácteos son básicos. La leche de vaca es el alimento por excelencia de los más pequeños y en los adultos, las proteínas que provienen de los derivados lácteos fomentan una musculatura sana y unos huesos muy fuertes. Por otro lado, en la alimentación infantil se recomienda inculcar una rutina de comidas. En las pautas alimenticias de un adulto se considera igual de esenciar aplicar un menú equilibrado en el día a día. 5 comidas al día son necesarias, al igual que evitar empacharse con comidas pesadas.

En cuanto a la comida más dulce, la bollería y el chocolate deben reemplazarse por fruta o miel. Nada mejor que engañar al paladar sustituyendo los productos procesados por alimentos saludables. Para todos aquellas que no se consideran grandes admiradoras de alimentos como verduras, se recomienda convertirlos en cremas ligeras o sopas cremosas. Uno de los consejos más valiosos es comer de forma intuitiva, lo que significa alimentarse sin remordimientos y siendo conscientes del sabor y la textura de los alimentos. Hacer de la comida, un momento placentero (tal y como lo hacen los niños) nos ayudará a mantener una mejor salud corporal.

Por último, pero no por ello menos importante, emplear ingredientes sencillos en nuestra alimentación es fundamental. Se ha demostrado que cuantos menos ingredientes contenga un alimento o cuanto menor sea la cantidad de aditivos del mismo, más cuidada será nuestra rutina de comidas. El objetivo es optar por alimentos sencillos y básicos, para evitar los productos excesivamente procesados.

Entradas relacionadas