Lifestyle

En sintonía con la luna

Es hora de mirar (de cerca) al ciclo lunar.

En la vida moderna, el calendario lunar a menudo se considera superfluo. La luna llena en sí misma no recibe mucha notoriedad a menos que sea precedida por una larga lista de fenómenos astronómicos, como la Super Blue Blood Moon de enero. Pero existe una fuerte tradición de orientar las actividades alrededor de las fases de la luna, especialmente porque la luna influye en las plantas y los animales. Varias religiones se adhieren al calendario lunar para fiestas y celebraciones. A nivel individual, muchas personas usan el ciclo lunar de 29 días como un mapa para la meditación y los rituales de manifestación como parte de su labor espiritual. Prueba una nueva dieta, una rutina de ejercicios, una práctica de meditación o un cambio general de estilo de vida y observa có,o el ciclo lunar complementa al cambio.

Aquí,  una guía rápida sobre el ciclo lunar.

Luna Nueva

La Luna Nueva marca el comienzo del ciclo lunar cuando la luna ya no es visible en el cielo nocturno. Piensa en este momento como una pizarra en blanco. Es un tiempo para plantar semillas, figurativa y literalmente, y establecer objetivos. Es el momento de pensar en ideas de proyectos para tu carrera, tus relaciones o tu desarrollo personal. Es útil crear una lista o un diario para documentar los pensamientos y tener algo físico con lo que trabajar.

Creciente

Esta es la etapa de brotación del ciclo lunar. Reúne información relevante, investuga y planifica tu proyecto haciendo una hoja de ruta viable hacia el éxito. Piensa en tomar la iniciativa y comparte tus intenciones con los demás. Es importante encontrar el sistema de apoyo adecuado para el proyecto de ese mes.

Cuarto Creciente

Usa la emoción y la energía para impulsar el proyecto. Actúa hacia tus objetivos, pero sé plenamente consciente de que surgirán obstáculos. Por mucho que esta fase sea de acción, se trata también de reacción. Concéntrate en interpretar la manera en que los desafíos alteran el objetivo inicial. Asegúrate de prestar especial atención a tu salud, física, mental y espiritual, mientras trabajas para mantener el rendimiento.

Luna Gibosa Creciente

La luna está casi llena en este punto del ciclo lunar. Es el momento de simplificar tus acciones y editar esa lista de objetivos dejando solo los factibles. Ata los cabos sueltos, luego medita sobre cómo te sentirás al lograr tus objetivos. Imagina el mejor escenario posible basado en lo que has visto y hecho hasta ahora y avanza hacia esa perfección a medida que las energías lunares se intensifican.

Luna Llena

Sal a la noche y toma la luna, absorbiendo la energía amplificada y el poder creativo de la Luna Llena. Comprométete con tu proyecto de todo corazón, ya que esta fase está preparada para la acción máxima. Las palabras clave aquí son iluminación y fruición. Cosecha el conocimiento y pregúntate a ti mismo: ¿Cuáles fueron los aspectos positivos y negativos del viaje?

Luna Gibosa Menguante

Los días siguientes son una oportunidad para la reflexión profunda. Observa la culminación de los eventos y analiza los beneficios y problemas del mes. El poder introspectivo de la luna llena disminuye a lo largo de esta fase, por lo que es un momento apropiado para recuperar el diario y documentar tus hallazgos.

Cuarto Menguante

Ahora es el momento de hacer ajustes. El último cuarto de luna proporciona el apoyo energético para romper hábitos negativos. Limpia tu espacio y medita en reemplazar la energía negativa con energía positiva.

Menguante

A medida que el ciclo lunar se acerca a su fin, líbrate de la negatividad identificada durante el último trimestre. Restablece tu salud y repón tus fuentes de energía. Entrégate al siguiente paso de tu viaje personal al regresar a la luna nueva y comenzar de nuevo.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas