Artistas también con la aguja: actrices que se pasaron al mundo del diseño – L’Officiel
Celebrities

Artistas también con la aguja: actrices que se pasaron al mundo del diseño

A veces estrenan película y a veces colecciones de moda.
Reading time 2 minutes

No les bastaba con su gran y estelar carrera, que decidieron apartar por un tiempo la interpretación de su vida y la cambiaron por el diseño. Un hilo por aquí, un hilo por allá, con sus propias manos le dieron vida a grandes imperios de la costura que le dieron otro rumbo a sus vidas. De actrices a diseñadoras. Y no son unas pocas…

Las conociste en sus mejores papeles. En películas o series, no importa, pero conquistaron tu corazón con sus mejores interpretaciones. Y tú, que pensabas que siempre estarían ahí para hacerte reír, soñar.o llorar… Pero no ellas decidieron emprender otros caminos, vivir otros sueños.

Con los que, cuidado, nos han conquistado igualmente. Y es que parece ser que el talento les viene de cuna, que con todo lo que se atreven lo consiguen llevar al Olimpo del éxito. Comenzaron en el mundo de la fama actuando, dándose a conocer. Y luego, sin más, cambiaron el rumbo. ¿Sería un mero trámite para ir ‘cogiendo tablas’?

No lo sabemos, pero casos hay tantos, que ya comenzamos a planteárnoslo. Se suponía que era su pasión, ¿no? Y lo cambiaron sin más. Pasaron de ser la chica de la comedia, del drama, del espectáculo o de la ficción, para ponerse manos a la obra, hilos sobre la mesa, a diseñar las piezas con las que muchas soñamos hoy en día.

Porque, claro, sencillito no iba a ser. Y es que cuando una ya tiene la fama y la categoría, bajarse de ella es una cuestión algo complicada. Así que ellas se lanzaron al mundo del emprendimiento con proyectos de lo más jugosos, sí, pero también de lo más rentables (y caros, que todo hay que decirlo).

Zapatos, ropa, complementos, líneas de maquillaje y todas las cosas que una pueda imaginar. Cada cual con su afición y/u obsesión, han conseguido hacer de una idea todo un imperio del retail que cosecha éxitos allá donde llega. Igual es el truco y hay que comenzar por hacerse un nombre… Para ir despuntando, ¿no?

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas