Belleza

Decálogo <em>beauty</em> de la madrugadora

La realidad cada mañana después de apagar el despertador son mil signos de cansancio en el rostro, alguna imperfección, un moño deshecho y muy poco tiempo para cambiar nuestro aspecto.

Entradas recomendadas