Hay vida mas allá de la píldora anticonceptiva - L'Officiel España
Lifestyle

Hay vida mas allá de la píldora anticonceptiva

¿Sabías que aunque la píldora continúe siendo el método anticonceptivo hormonal más usado, existen otras opciones muy interesantes, mucho más cómodas, igual de eficaces y que, además, facilitan el cumplimiento?
Reading time 4 minutes
¿Sabías que aunque la píldora continúe siendo el método anticonceptivo hormonal más usado, existen otras opciones muy interesantes, mucho más cómodas, igual de eficaces y que, además, facilitan el cumplimiento? De todas ellas, los profesionales sanitarios destacan el parche anticonceptivo, una alternativa que consideran cómoda en su uso, ya que sólo tienes que pegarlo a la piel y cambiarlo cada semana, y muy discreta, al existir nuevos parches transparentes y de tamaño muy reducido de tan sólo poco más de 3 cm de diámetro.   ¿A qué mujer no se le ha olvidado tomar la píldora un día y, cuando se acuerda, ya es demasiado tarde y no sabe qué hacer? Según los datos que manejan los especialistas, aproximadamente el 50% de las usuarias de la píldora se olvidan en alguna ocasión de tomarla. Estos frecuentes olvidos, que pueden afectar a la eficacia y exponer a la mujer a un embarazo no deseado, pueden evitarse con el parche anticonceptivo, un método que puede prescribir el médico/a o ginecólogo/a, y que permitirá a la mujer no tener que recordar un uso diario como en el caso de la píldora.   ¿Cómo es el nuevo parche? “Es más pequeño, discreto y tiene una menor dosis hormonal”. Así lo describe la Dra. Marta Correa, adjunta del servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario de Canarias. Además, “es redondo y transparente, y, desde el punto de vista médico, más seguro, con un buen control del ciclo y menos efectos secundarios”, añade la Dra. Verónica Sobrino, ginecóloga del servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Infanta Leonor.   ¿Qué ventajas presenta? La primera, la comodidad. “Su uso es semanal frente al uso diario de los anticonceptivos orales”, señala la Dra. Sobrino, “lo que facilita un alto cumplimiento que va a redundar en una mayor eficacia anticonceptiva”. Además, aporta ventajas médicas adicionales a las mujeres que tienen problemas intestinales, como vómitos y diarreas, ya que “la eficacia anticonceptiva no se ve comprometida”, asegura la ginecóloga. También es apto para los intolerantes a la lactosa. La Dra. Correa pone el acento en la menor dosis hormonal del nuevo parche, “aproximadamente la mitad respecto a los parches anteriores y con el mismo efecto anticonceptivo”. “También controla de forma adecuada el ciclo con menos días y menor intensidad de sangrado, y presenta menores efectos secundarios como, por ejemplo, menor dolor mamario”, añade.   ¿Cómo se usa?   Su colocación es muy fácil y cómoda. “La mujer sólo tiene que pegarlo en una zona de la piel sana, limpia, seca, sin vello y ningún tipo de cremas. Existen tres zonas de aplicación: el abdomen, las nalgas o la zona superior y externa del brazo”, explica la Dra. Marian Obiol, ginecóloga y médico de Atención Primaria en el centro de planificación familiar de Fuente de San Luis. “Si se coloca siguiendo estas instrucciones, la adherencia es muy alta”, asegura. El parche se coloca en la zona deseada un día a la semana. La mujer puede empezar a usarlo el primer día que tenga la regla. Pasada una semana, deberá retirar el parche viejo y aplicar uno nuevo, el mismo día cada semana durante tres semanas seguidas. Pasadas tres semanas, en la semana cuatro, empieza la semana de descanso durante la cual no llevará ningún parche y tendrá lugar el sangrado por deprivación. El día siguiente a la finalización de esa semana cuatro puede iniciar un nuevo ciclo de cuatro semanas aplicando un nuevo parche el mismo día de la semana, independientemente si la regla persiste o no. Ante cualquier incidencia, la mujer debe seguir las instrucciones detalladas en el prospecto, o bien consultar con el médico/a o farmacéutico/a.   ¿Se puede llevar una vida activa con un parche? “Se han realizado estudios en mujeres que practican natación, sauna, se duchan de forma frecuente, y la adherencia es muy buena”, indica la Dra. Obiol. Incluso se puede tomar el sol, ya que los hay transparentes y protegidos frente a la radiación UV/solar, precisa la especialista. Tanto la Dra. Sobrino como las Dras. Correa y Obiol coinciden en que el parche es “una buena opción, cómoda, eficaz, discreta y de baja dosis, para mujeres que quieran un anticonceptivo que les regule el ciclo y no quie- ran tomar una píldora diaria o usar el anillo vaginal”. “El gran avance del nuevo parche es hacer de este método una opción atractiva”, concluyen las ginecólogas.   Información cortesía de laboratorios Gedeon Richter.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas