Belleza

Los trucos de maquillaje de Taylor Swift para una piel de porcelana

Si algo nos fascina de Taylor Swift, además de la música, es su maquillaje. No para de arrasar con su estilo grunge de los años 50, cada vez que sale en escena o en cada uno de sus videoclips. Por eso y con motivo de su cumpleaños, te explicamos todo lo que debes saber para conseguir su look.
Reading time 3 minutes

Taylor Swift nació el 13 de diciembre de 1989 en Pennsylvania (EEUU). Sus primeros pasos dentro del mundo de la música comenzaron a los once años, cuando ganó un concurso de nuevos talentos interpretando una canción de Lean Rimes. La cantante se centró en el estilo country y se trasladó a Nashville donde firmó un contrato con una discográfica. En 2004, un ejecutivo de Dreamworks la fichó y, un año después, creó su primer álbum musical, Taylor Swift. Su carrera no había hecho más que comenzar, ya que en 2009 consiguió el premio al Mejor Vídeo Femenino en los MTV Video Music Awards. Continuó su andadura con la música country, pero en su cuarto álbum pudimos observar ciertos matices del pop. Fue en 2014, cuando Taylor Swift lanzó su álbum 1989 y dirigió su música hacía un estilo más comercial. Con este lanzamiento, la norteamericana consiguió posicionarse durante siete semanas seguidas en el número uno de la lista Billboard. El pasado 10 de noviembre, Taylor lanzó Reputation, su sexto álbum. La cantante a sus 28 años no para de romper corazones. Viene repleta de fuerza y más inteligente que nunca. Y declara que vamos a ver la mejor parte de Taylor Swift, nunca vista antes.

Para lograr el maquillaje más icónico de la cantante, el primer paso es establecer tres puntos clave: rostro, labios y ojos. Para el rostro, necesitamos una base fluida y líquida que aplicaremos por toda la piel y un corrector, para poder tapar las imperfecciones. Además, necesitaremos aplicar iluminador tanto en los pómulos como en la zona del arco de cupido, para poder destacar ambas zonas. Y, por último, un colorete que resalte una vez más nuestros pómulos.

En segundo lugar, emplearemos un labial rojo en los labios, para poder lograr el estilo más retro de los años 50.

En tercer lugar, damos paso a la parte más importante de este característico maquillaje: los ojos. Para conseguir ese look grunge de los años 50, necesitaremos aplicar, por un lado, una sombra beige o dorada en todo el párpado fijo. Más adelante, necesitaremos una sombra más oscura (marrón) que combinaremos con la anterior más clara. La segunda sombra la aplicaremos de manera más discreta, mediante suaves toquecitos hacía las pestañas y difuminándolo después.

Más tarde, haremos el eyeliner, empezando desde fuera hacia dentro con pequeños movimientos. Debemos terminarlo con un pliegue en curva y hacerlo también en la parte inferior del ojo para dar definición.

Por último, aplicaremos la máscara de pestañas para conseguir un mayor volumen y dar el toque final a nuestro maquillaje al más puro estilo Taylor Swift.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas