Belleza

¿Qué dicen tus pestañas?

Nuestra mirada no se entiende sin ellas.
Reading time 3 minutes
Nuestra mirada no se entiende sin ellas. Las pestañas son como el marco de nuestros ojos. Pero, ¿las entiendes? ¿Sabes cómo cuidarlas? Adelantaría el reloj si supiera cómo. Pero se tumba en la cama y se limita a mirar hacia el techo, como si allí encontrara el remedio. La echa de menos. Cierra los ojos y se imagina los suyos. Tan abiertos, tan despiertos. Tienen el color de un paseo de otoño. Fue cuando se cruzaron las miradas por primera vez cuando descubrió que ésa sería su estación favorita. Antes, que no tenía. Ahora, que lo único que tiene son ganas de volver a su lado. Hace calor. Se ha deshecho de la única sábana que protegía la cama. Ha abierto una ventana que se resiste a dejar entrar la brisa. Con lo fácil que sería si estuviera ella aquí y a sus pestañas le dieran por susurrar… Tenemos entre 100 y 150 pestañas solo en el párpado superior. Su misión: proteger el globo ocular de lesiones externas y evitar la filtración de la luz solar. Como ocurre con el cabello, también se caen y sufren ante fenómenos como el estrés, la mala alimentación o los cosméticos que utilizamos. Son sensibles, delicadas, elegantes. Son diferentes. Son únicas. Nos gustan largas, finas, negras y con una ligera inclinación. Como cualquier otra parte del cuerpo, se merecen que les prestemos especial atención. Por ejemplo, no utilizar muchas capas de rímel a diario ni abusar del rizador. Cuando se trata de desmaquillarlas, mejor hacerlo sin frotar el algodón. Para mejorar su apariencia, hay muchas alternativas más allá de las pestañas postizas. Por ejemplo, las extensiones. En este caso, el proceso es semipermanente y no duele. Se utiliza un adhesivo específico y la extensión que se coloca en cada pestaña se realiza con fibra de seda, polyester o visón. Conseguirás más volumen, más largas y brillantes. A diferencia de lo que mucha gente cree, las extensiones no limitan el crecimiento natural de la pestaña y suelen duran ocho semanas, aunque es mejor retocarlas cada dos semanas. Hay personas que las llevan de forma constante aunque algunos profesionales recomiendan dejar que los ojos descansen. Tras realizar extensiones de pestañas, evitaremos los productos a base de aceites y no las rizaremos. Pero hay otros muchos tratamientos, como los que mencionamos a continuación. Lifting de pestañas El resultado es muy parecido al de las extensiones, pues se vuelven más largas. Casi infinitas. Este tratamiento, que se mantiene durante unas seis semanas, estira las pestañas para conseguir longitud y densidad. Al mismo tiempo, se aplica un tintado. No necesitarás rímel pero sí es recomendable aplicar un acondicionador por la mañana y por la noche para mantener la hidratación. Tinte de pestañas Un tratamiento idóneo para las pestañas que son demasiado claras y pasan desapercibidas. El tinte les aporta color, luminosidad y volumen. Como si llevaras la máscara de pestañas desde que te despiertas.
/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas