Belleza

¿Qué va primero: el suero o la crema?

El orden de los factores SÍ altera el producto.
Reading time 2 minutes

Al adentrarte al emocionante mundo del cuidado de la piel, seguramente, llegarás a esta pregunta: ¿cuál es el orden correcto para aplicar cada producto? Y si no te lo habías preguntado, es importante que conozcas la respuesta. 

¿Por qué es importante el orden? 

Muy bien, imaginemos que los poros de la piel –después de la limpieza– están abiertos y listos para recibir los tratamientos. Ahora imagina que una capa cubre tu rostro y encima aplicas toda tu rutina. Lo que sucede, es que los ingredientes no podrán adentrarse a las capas más profundas de la piel para hacer su trabajo; y por lo tanto, tu rutina resultará ineficiente. Esto mismo sucede si no aplicamos los productos en el orden correcto, el cutis no recibirá lo mejor de cada fórmula y se estropeará el proceso de cuidado. 

¿Y el orden es? 

Ir de la consistencia más ligera, a la más pesada. 

- Empieza con un tónico o esencia. La piel lo absorberá en seguida y llegará a las capas profundas del rostro. 

- Sueros y tratamientos localizados: normalmente, los sueros contienen las fórmulas con mayor concentración. Es por eso que, al aplicarlos al principio, los ingredientes podrán trabajar desde el interior y se maximizará el beneficio. 

- Crema de diario: la hidratación de la piel es sumamente importante. Y además de hacer esta labor, las cremas ayudan a "sellar" los productos que se aplicaron primero para mantenerlos trabajando durante más tiempo.

- Aceites: si utilizas algún aceite facial, se deben aplicar después de la crema de diario. Los aceites sí pueden pasar a través de la crema pero no al revés. Recuerda que este paso depende de tus necesidades y tipo de piel. 

- Protector solar: el último elemento en la rutina de skincare es el filtro solar. Por razones obvias, este producto ayudará a proteger la piel del contacto con el sol. 

 

Importante

Como todo en esta vida, estas son las recomendaciones generales para la piel pero es posible que algunas personas necesiten cambiar/agregar/quitar alguno de los pasos. Recuerda que tienes que escuchar a tu piel y hacer lo que funciona mejor para ti. 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas